Elementary OS, un linux muy bonito ??? (Parte II – Instalación)

En este segundo artículo vamos a instalar EOS en una máquina virtual, para poder probarlo a fondo sin romper nada. Pueden consultar el artículo anterior en el que hago una introducción al OS en cuestión aquí.

Como casi todos los Linux que he probado, este viene con un LiveCD, es decir, que el sistema se ejecuta diréctamente desde la unidad óptica (bueno, desde una imagen del cd concretamente en una virtual). Booteamos la VM con la iso de EOS cargada, y en cuestión de un ratito tenemos el escritorio de EOS frente a nosotros. No, perdón, eso era en Mint. En EOS, primero nos pregunta si queremos probarlo o directamente instalarlo. Que te lo pregunte de primera mano me parece fantástico, punto para EOS.

Elegimos el idioma preferido, en mi caso Español. Y salvo que quieran pasarse un rato probando el sistema, probando el soft que trae por defecto, etc, vamos a darle derecho a Instalar.

En esta etapa nos muestra los requerimientos para una instalación completa. El instalador es muy similar al de Ubuntu o de Mint, por lo que si ya han instalado alguno de estos sistemas no tendrán problemas en instalar EOS. El espacio en disco es necesario, estar conectado a un enchufe es recomendable si estás desde una laptop, y estar conectado a internet no es necesario pero se recomienda ya que el instalador puede necesitar actualizar algún paquete, etc. Nada que no se pueda hacer luego con un par de clicks. Como algunos codecs de audio son propietarios en ciertos paises, para evitarse los problemas legales algunas distros no los traen predeterminadamente. Vamos a marcar la casilla “Instalar este software de terceros” para que los instale en este momento así nos ahorramos de hacerlo mas tarde.

Como estamos desde una PC virtual, y el disco duro está en blanco y va a contener solo a este sistema operativo, vamos a dejar marcada la opción de “borrar disco…”. En el caso de que lo estemos instalando junto a otro sistema, o si queremos afinar mas la instalación y hacer el particionado manual, el instalador nos lo permite. No es este el caso, asi que le damos a Continuar.

Nos pregunta en que disco queremos instalar el sistema. Tenemos uno solo asi que dejamos todo como está y le damos a “Instalar ahora”.

Seleccionamos nuestra ubicación. Esto sirve para seleccionar la correcta zona horaria. Es algo bueno de muchos Linux, algunos usuarios pueden desconocer su zona horaria, o verse confundidos si se les pregunta por la zona horaria o por la diferencia de tiempo respecto a Greenwich. Punto para el pingüino.

Nos pide ahora que seleccionemos nuestro teclado. Normalmente lo dejamos como está en la imágen, pero si tienen un teclado DVORAK o alguna otra cosa rara, pueden seleccionarla acá.

Acá introducimos algunos datos necesarios como nombre de equipo, nombre de usuario y contraseña. Si requerimos de mayor seguridad podemos cifrar nuestra carpeta personal. De esa forma, todo el contenido de la carpeta de este usuario, en este caso el usuario “gaston” estará cifrado con nuestra clave. En esta prueba no es necesario, pero recuerden que no es una mala práctica hacerlo en nuestro sistema definitivo.

Luego de unos minutos y algunos cartelitos, tenemos el “linux mas lindo del mundo” instalado en nuestra PC. Un reinicio mas y ya está pronto para usarlo.

Una vez terminado el reinicio tenemos el Elementary instalado en nuestra PC, y su escritorio en toda su gloria frente a nosotros. Sobre la parte baja vemos un dock con todos los programas predeterminados. De izquierda a derecha son: el navegador Midori, el cliente de correo Geary, el Empathy para chatear, un Calendario, reproductores de música y video propios, Shotwell para organizar fotos,  acceso a las preferencias del sistema y el Centro de Software.

Esta última captura fué tomada en el modo Live CD. Estuve probando cambiar el wallpaper por uno mas agradable, tocando algunas cositas de la configuración pero nada grande. También vemos lo que los users de Windows llamamos el “Menú Inicio”, en este caso el menú Aplicaciones, situado arriba a la izquierda. Lo que me gusta de esto es que podemos elegir de ver todos íconos grandes para las apps, o una lista de categorías y dentro de ellas las apps, como en Mint. Por ahora vamos a dejarlo así como viene que resulta muy agradable. Esto de tener la “barra de tareas” o como se llame en la parte de arriba nunca fué de mi agrado, y en los linux que siempre he utilizado lo primero que hice es ponerla del lado de abajo, lugar clásico heredado de Windows. En este caso la voy a dejar ahi, porque quiero ver el potencial de tener un dock (que tampoco nunca me convenció mucho) y ademas porque es claro que la barra arriba es una tendencia en muchísimos escritorios Linux, por lo que tratar de acostumbrarme no puede hacer mal, o si?

En el próximo artículo revisamos el software que viene por defecto con Elementary OS, vamos a cambiar alguna de esas opciones para que sean de nuestro agrado, y vamos a mirar un poco mas a fondo el sistema.

Saludos!

 

Anuncios

One thought on “Elementary OS, un linux muy bonito ??? (Parte II – Instalación)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s