Mi resumen del año

simpsons_partyEstamos en esas fechas tan especiales para unos y tan comunes para otros. Nos despedimos del año viejo para dar la bienvenida al 2016, ese año que, como todos los nuevitos, promete y promete y casi siempre se queda igual que el anterior. Para algunas personas (sin miedo a equivocarme creo que la mayoría) festejar el año nuevo es hacerlo con todo, con una gran comida en la casa, con todos los familiares, con fuegos artificiales, con cerveza, vino y/o sidra hasta que se te salga por las orejas, con varios y distintos postres and demais. Para otros es una noche mas normal, una cena tranquila en familia sin muchos aspavientos, y para otros no deja de ser una noche mas, sin nada destacable.

En mi vida he celebrado ya 33 “años nuevos” y hay muy pocos de los cuales tengo recuerdos, si bien creo haber celebrado estas fechas de todas las maneras descriptas anteriormente. No me cambia en nada la forma de celebrarlo, o de no celebrarlo, pero lo que si me gusta hacer es una pequeña mirada hacia atrás, en el plano personal, y ver que cosas se lograron, cuales no, cuales vamos a dejar para el año que viene y cuales para el siguiente a ese, etc. Y como están en mi BloG, y aquí se escribe lo que a mi se me antoje, este año voy a compartir el resumen con ustedes, mis lectores (pocos pero buenos).

El 2015, al igual que el 2013, fue un año muy bueno para mi y para mi familia.

En las relaciones personales perdí algunos “amigos” pero reafirmé otros tantos, y los que se reafirmaron pesan infinitamente mas que los que ya no están en mis dias. Punto a favor.

En el trabajo todo ha sido “normal”. Mucho trabajo eso si, y por suerte mucho progreso laboral en uno de ellos (ya que tengo 3!). Uno trata de repartirse entre el trabajo y la familia, y si bien me he dedicado mucho a esta última, no me dediqué todo el tiempo que me hubiese gustado hacerlo para disfrutar mas de mis dos hijos, así que para el año próximo vamos a intentar mejorar eso. Empate.

En la salud lo he pasado genial, salvo alguna gripe o algunas contracturas en la espalda, todo normal. Punto a favor.

Este año tuvo dos hechos que se destacan por sobre los demás. El nacimiento de mi segunda critatura, mi hija Jazmín a mediados del año, y la adquisición de la casa propia (y su consiguiente reforma, acondicionamiento y mudanza) sobre mediados de Diciembre. Todo es sacrificio, todo cuesta mucho y cansa, estresa, pesa. Pero al final del año uno lo ve desde otra perspectiva. Sobrevivimos un año mas en este planeta y eso es lo que cuenta. Puntazo a favor.

Y la familia, si bien algún integrante nos está mirando desde el cielo, la familia siempre está. La genética y la del corazón. Este año redescubrí algunas relaciones familiares súmamente importantes, tan importantes que terminan explicando muchas cosas del día a día, o hacen que se entiendan de otra manera. Y podemos decir que disfruté mucho y disfruto aún de mi familia, por lo que gol por los caños, y como todos saben, vale doble!.

En resumen, ganamos el 2015 por goleada, aunque nos metió un par de tiros al arco que pegaron en los palos y los hicieron temblar un poco.

Como dije al principio, estamos en esas fechas tan especiales para unos y tan comunes para otros. Les deseo un muy feliz año nuevo a ustedes, mis lectores, y que el 2016, año par, sea lo mejor que les haya pasado (hasta que llegue el 2017, claro)

Saludos !